El Ayuntamiento de Madrid adopta medidas para regular los alojamientos turísticos