Los hoteleros denunciaron a más de 300 Propietarios de Viviendas Turísticas en Madrid