Madrid se esfuerza en regular el alquiler vacacional

 

El alquiler vacacional se ha convertido en uno de los grandes problemas para la ciudad de Madrid. Miles de personas se están viendo “expulsadas” del centro porque las viviendas que ocupan son mucho más rentables si se alquilan a turistas. Especialmente, porque no hay ninguna ley que regule esta actividad.

 

Hace unos días, ya adelantamos que el Ayuntamiento de Madrid había puesto coto al alquiler vacacional con un máximo de 90 días al año por vivienda. Más allá de ese plazo, exigirán licencias para poder ser alquilados al adquirir un tinte de “alojamiento profesional”.

 

Ahora ha sido la Comunidad de Madrid, presidida por Cristina Cifuentes, quien ha movido ficha. Si bien, no ha gustado del todo a la patronal hotelera. Según el Decreto que prepara el gobierno regional, las viviendas de uso turístico en la Comunidad de Madrid tendrán que tener un certificado de idoneidad, un documento técnico con el que se pretende garantizar que tienen los parámetros necesarios para ser ofertadas.

 

Los propietarios de las viviendas turísticas también estarán obligados a garantizar la seguridad de la actividad, por lo que deberán remitir a la Dirección General de Policía la información relativa a la identidad de las personas que se alojan en ellos. También tendrán que contratar un seguro de responsabilidad civil y respetar el ratio de capacidad de personas alojables en función de las dimensiones de la vivienda.

Calefacción, agua fría y caliente, hojas de reclamación…

Las nuevas normas figuran en el borrador del decreto que debe regular las viviendas de uso turístico, y que sustituirá a otro de 2014, publicado por el Ejecutivo madrileño en el Portal de Transparencia. Según el nuevo texto, los propietarios tendrán que poseer hojas de reclamación a disposición de los usuarios y disponer de calefacción en funcionamiento, suministro de agua fría y caliente, así como de fuentes de energía suficientes.

 

El texto, al que durante 15 días hábiles se pueden presentar alegaciones, crea el Certificado de Idoneidad para las viviendas de Uso Turístico (CIVUT), que podrá ser expedido por un arquitecto o ingeniero y permitirá a los propietarios de inmuebles dar de alta sus viviendas en el Registro de la Comunidad de Madrid.

 

“Se trata de un documento que certificará que el inmueble en cuestión cumple con todos los requisitos fijados por la normativa. De este modo, se ofrece seguridad no sólo a los consumidores, sino también a los propietarios y al vecindario en el que se ubique la vivienda”, explica el Gobierno regional en un comunicado.

 

Sin embargo, el Ejecutivo presidido por Cristina Cifuentes ha evitado limitar el número de días o habitaciones que se pueden alquilar para evitar problemas con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Según Cinco Días,  la única restricción que marca la nueva normativa es el número máximo de personas que podrán alojarse en la vivienda. “En viviendas con una superficie inferior a 25 metros cuad