Madrid plantea implantar una Tasa Turística y Limitar los días de Alquiler a las Viviendas Turísticas

May 27, 2017

 

El pasado día 11 de mayo, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, le dio una calificación de interesante a las medidas expuestas para su estudio sobre la regularización de las viviendas del tipo turístico, como lo son el establecimiento de un retorno económico o la limitación del tiempo por el cuál este tipo de alquileres se puede hacer a una misma persona, en este caso se tiene pensado un período no mayor a 60 días.

 

Estas dos medidas son algunas de las que se tiene pensado poner sobre la mesa en las próximas conversaciones que se tengan con las plataformas encargadas del alquiler de las viviendas del tipo turístico (Airbnb, HomeAway, etc.).

 

El delegado lo ha expresado en una rueda de prensa que trataba sobre el modelo turístico y sus consecuencias antes de un debate que ha organizado Ahora Madrid en el que se ha contado también con la participación de los delegados del mismo departamento de Ámsterdam y Cadem Town en Londres.

 

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, ha recalcado que el equipo de Gobierno de la Región de Madrid está completamente decidido a afrontar el tema de las viviendas turísticas que no solo genera el problema de la subida de los alquileres para los ciudadanos que viven su día a día en la ciudad, sino que también genera una pérdida sustancial de identidad para la ciudad afectada.

 

Para Calvo, el Gobierno de la Región Madrileña, aunque tiene competencias en esta materia, si desea mantenerse en la posición en la que se encuentra, debe delegar sobre el Ayuntamiento las competencias correspondientes a este tema.

 

Es por esta razón que Calvo, al no poder mantenerse al margen de la situación, propone realizar el estudio de las iniciativas que han tenido en ciudades como Ámsterdam y Londres, y establecer una serie de normativas con las empresas encargadas de prestar el servicio de alquiler de viviendas turísticas.

 

Con esto en mente es que el delegado ha propuesto la idea de instaurar un retorno económico o tasa para una actividad que, aunque no tributa, pueda devolver a la ciudad una parte por los servicios que se han vistos sobreexpuestos por el elevado desarrollo del sector.

 

 

ACUERDO EN BARCELONA

 

 

En conjunto con Calvo se encuentra Albert Arias, director del Plan Estratégico de Turismo en Barcelona que ha destacado que en la Ciudad Condal se ha elaborado un plan especial de apartamentos turísticos con el cual se ha llegado a un acuerdo entre varias plataformas que se encargan de prestar el servicio de alquiler de viviendas del tipo turístico que se han comprometido a respetar los reglamentos existentes.

 

La concejala de Vivienda en Camden Town, Patricia Callaghan, ha advertido sobre la crisis de vivienda que genera el aumento de las viviendas del tipo turístico, así mismo ha criticado que a causa de este fenómeno, los jóvenes no tienen acceso a viviendas en el centro de las ciudades por los que sus desplazamientos son mucho mayores y tienen menos rendimiento.

 

Callaghan expresó durante su intervención en la rueda de prensa, que antes del fenómeno de las viviendas turísticas, las viviendas se alquilaban a precios más asequibles y el Ayuntamiento podía regular el alquiler a corto plazo para cubrir las necesidades, lo que ya no es posible por el alto impacto de las operaciones.

 

De igual manera, la concejala ha hecho pública la crítica de que en muchas circunstancias los turistas que se hospedan en etas viviendas no tienen respeto por la propiedad ni por lo que se encuentra a sus alrededores, presentando comportamientos antisociales al organizar macrofiestas que molestan a los vecinos y no tienen respeto por las zonas comunes de los edificios donde se están alojando.

 

Así mismo, Lauren Ivens, delegado de Urbanismo en Ámsterdam, ha constatado la necesidad del establecimiento de normas claras sobre los que está permitido y lo que no por lo que ha dado el ejemplo de las medidas implementadas en Ámsterdam respecto a la limitación de inquilinos por vivienda a no más de 4 personas y también la limitación en el tiempo de alquiler máximo a no más de 60 días.